lunes, 26 de octubre de 2015

Realidad empírica

Para que nadie se lie en la complejidad filosófica, pues muchas corrientes y muchos argumentos pueden argüir para perderse en la ilusión y no captar el mensaje, aclararé que cuando me refiero a empirista trato de representar aquella persona que entiende por verdadero sólo lo que se puede probar, demostrar y experimentar por los cinco sentidos reconocidos por la ciencia y que por lo tanto la razón debe ceñirse a lo cognoscible por dichos sentidos. Mi exactitud o no en la definición, o la existencia de más o menos corrientes empíricas, no es importante, pues lo que expreso no es una ciencia filosófica por lo que adaptarme o no a lo cierto en esta realidad me es indiferente, pues yo quiero transmitir un mensaje que está más allá de todo límite material.

sábado, 17 de octubre de 2015

Impotencia

Cuando el Humano logra expandir la consciencia hasta abarcar la tercera energía, todo cambia para él (Ver Salto Cuántico). La sensación es como vivir en dos realidades simultáneas. Por un lado la realidad de la confrontación y la confusión producida por la dualidad de opuestos, y por otro lado la realidad de la consideración y la comprensión producida por la energía neutra que equilibra los opuestos. Comienza en el Humano a desarrollar una capacidad de comprensión que lo va llevando a adquirir conocimientos con una sencillez y naturalidad fuera de lo normal. Para desarrollarlos mentalmente se topa con que es necesario reinventarse un lenguaje nuevo, pues es necesario ordenar lo que está tergiversado y descompuesto en el lenguaje ordinario. Por ejemplo, para hablar del amor, se da cuenta que este amor en el lenguaje ordinario es una forma de llamar al apego y sin embargo el significado fruto de la comprensión es otro totalmente contrario. Así que se las ingeniará como sea para poder diferenciar uno de otro. Terminará hablando en dos idiomas, el ordinario egoico y el especial de su Ser.

sábado, 10 de octubre de 2015

LA VERDAD




 Es de gran recomendación leer La Realidad, y ¿qué es real?, para tener presente la existencia de la realidad general y la subjetiva, y Información, Conocimiento y Sabiduría, para una mejor interpretación.

Para comenzar a hablar sobre LA VERDAD, es imprescindible comprender que en realidad la verdad es puramente egóica y se establece en la conciencia artificial. A partir de esto debemos ir un paso más allá para comprender que no es posible plasmar la trialidad sino es mediante la dualidad. Por ello todo lo que yo digo es verdad y mentira, según encaje en vuestra obra teatral conformada por vuestros arquetipos y creencias. Si no me equivoco, recuerdo leer de Montesquieu en su obra “El espíritu de las leyes” que aunque DIOS redactara la ley y la diese a los hombres, esta ley se convertiría igualmente en imperfecta. Así ocurre. La Perfección lleva dentro de sí la Imperfección. Por ello cuando yo expongo cualquier saber, debe haber gente que esté de acuerdo y vean verdad, y gente que esté en desacuerdo y vea mentira, ya que si todos viesen verdad en mis palabras, estaría incompleta. Porque mis palabras son verdad y son mentira, pero mi silencio es Verdad. Así que cuando lean desde el silencio encontrarán la Verdad que esconde todo Ser, para que cuando hable desde el corazón podamos interpretar correctamente su mensaje que es el nuestro.

lunes, 5 de octubre de 2015

El pensamiento cuántico



Ya vimos la mente dirigida, la cual es recomendable leer antes de seguir, y tras ver lo limitada que era ésta, dijimos al final de la entrada:

“Sólo el pensamiento cuántico es capaz de ir más allá de la inconsciencia y nos permite abarcar la información en su totalidad sin la limitante preselección que caracteriza a la mente dirigida y a su pensamiento lineal.”

En realidad la mente es toda cuántica como todo lo que pertenece a D10S pero las distinguimos según el procesamiento de la información. El pensamiento lineal, no es porque no sea cuántico sino porque su función cuántica es limitada a los parámetros de la conciencia artificial por donde se mueve la personalidad virtual del sujeto.

El pensamiento cuántico que procesa la mente cuántica difiere por completo al procesamiento de información que lleva a cabo la mente lineal. El pensamiento cuántico recibe toda información en su estado puro, como energía, es decir, como llega desde la realidad general del universo cuántico y no contaminada por la realidad subjetiva. Es decir es capaz de asimilar la información como 0 y 1 por lo que no lleva a cabo la preselección que sí ejerce la mente dirigida supeditada a la dualidad de opuestos (0 ó 1). Al ser procesado como energía se evita que no entre en el proceso el centro emocional e intelectual que pueda llevar a la contaminación de la información. Una vez procesada la información, la propia intuición dejará grabada en el cerebro cuántico aquella que realmente le sirvió, la que tiene vida, y desechará la que no, la que está muerta. Aquella información que queda grabada en el cerebro cuántico como útil jamás se borrará aunque nos de la sensación de que sí. Servirá para posteriores comprobaciones antes de quedar grabado como certeza en la conciencia del Ser. El centro que dirige este proceder es la intuición.