domingo, 28 de febrero de 2016

Resistencia vs Cambio



    Creemos y así creamos. Cada instante, cada suspiro, creamos. Creer es crear, pero de forma inconsciente. Creer es crear pero Crear no es creer. Todos somos artistas pero Artistas sólo son los que reconocen en sí esta naturaleza creadora.

Nuestra existencia pudo comenzar por un acto inconsciente, o por un acto consciente, es igual. En última y única instancia somos nosotros los que elegimos de que lado estamos. Siempre existirán los dos lados de la balanza. Siempre habrá un Sistema y siempre habrá gente que pueda ver más allá del Sistema. El Sistema, al igual que todo lo existente, tiene vida, y teme que esta termine, por ello siempre habrá una Resistencia para evitarlo. Resistencia, que naturalmente, termina cediendo, ante un nuevo sistema. Y vuelta a empezar. Resistencia y Cambio.

La Resistencia la lleva a cabo el que cree, el Cambio lo dirige el que Crea. La Resistencia es de los peones que sostienen el Sistema, el Cambio es del Artista que inventa libremente sobrepasando los límites del Sistema. Es natural, todo está en continuo movimiento, pero el que va más rápido paraliza al que va más despacio. Cuando viajas en el avión, las olas del mar se detienen y forman un mosaico estático. Lo mismo ocurre. Cuanto más rápido vas, más lento se van haciendo los que no siguen tu crecimiento, pues sobre ellos tienes que trabajar. Siempre tiene que haber un terreno estático que haga previsible tu próximo paso. Precisamente así se origina esta realidad física, escenario previsible y transitable para que tu consciencia experimente y se desarrolle. [Ver solidificación].

El Cambio es un acercamiento a Dios, a la unidad, es situar el inconsciente colectivo en un nivel superior. Es alcanzar un pensamiento más abstracto que simplifique lo complejo y nos lleve a un nivel superior de comprensión. Por tanto un Cambio es siempre un progreso en consciencia. Un cambio hacia un modelo distinto pero sobre el mismo Sistema no es Cambio, es Resistencia.

Por eso Creen, sean Artistas, tengan FE y cuando menos se lo esperen el mundo ya habrá cambiado. Serán parte de su Creación. Y entonces podrán dormir y descansar en el nuevo Sistema, o podrán continuar con el Cambio. Unos te entregan toda su aparente sabiduría, y otros te ayudan con una aparente ignorancia. Pero todos al fin y al cabo formamos un mismo equipo que funciona en perfecto engranaje. No se entretengan con buenos y malos, pues hasta el mismo diablo es Hijo de Dios.

Reconocer y comprender esto es consciencia y se impulsa por AMOR. Lo que nos lleva a saltar esos límites en más o menos medida es el AMOR. Lo que lleva a mover esos engranajes es AMOR. Hasta el más perverso está movido por AMOR, pero un AMOR que ya no podemos reconocer, pues su velocidad es tan baja en relación a la nuestra que no nos sirve, sino para estudiarlo, reconocer el terreno, Crear y Cambiar.

Dios es EL ARTISTA, siempre destroza los límites porque su consciencia es total, no hay Sistema que se le resista. Dios es Cambio. Continuo cambio. En él se concentra todo el AMOR de toda la Creación. Cuando tu Creas, Dios Crea. Cuando tú amas, Dios ama. Cuando tú cambias, Dios cambia.

Dios pisa sobre el camino que amablemente la inconsciencia le preparó, pero Dios conoce que el camino es él mismo. Sabe que la Consciencia no es más que el comprender y Amar a la inconsciencia. Ésta es su gran Obra de Arte: prefirió Crear una Verdad de Comprensión y Amor, que una de confusión y olvido.

Dense la oportunidad de profundizar en esto. LA VERDAD es Comprensión y AMOR, porque sólo se puede concebir así, y para mí tiene todo el sentido común y lógica. Pero tal vez, esto sólo sea consecuencia de mi Obra de Arte con la que quiero contribuir al mundo. Tengo claro cuál es el camino. El camino es el Cambio.


Yo Creo el Cambio hacia un mundo de Cambio.